Hermanos Navarro, la exclusividad hecha Paella

Salvador y Juan Carlos son los Hermanos Navarro de Sueras (Castellón). En el viejo apeadero de Betxí en Onda, ambos regentan “un bar de polígono” según lo define el propio Salvador, donde de lunes a viernes se sirve mucha Paella y poco menú.

Los hermanos posan con su madre Dolores ante un bonito texto que advierte al cliente, de cómo se vive la paella en su restaurante

Los hermanos posan con su madre Dolores ante un texto que advierte al cliente de cómo se vive la paella en su restaurante

Todo empezó en el año 1954 en Sueras, un pueblo de no más de 600 habitantes,  donde el abuelo Navarro abrió, según sus nietos,  “una taberna de poble, de barretges i bunyols”. Cuatro años más tarde decidieron trasladarse a su ubicación actual, ahora un moderno centro cerámico industrial . Pero no fue hasta 1975 cuando Dolores García Pallarés, la madre de los hermanos Navarro, decide tomar la riendas de aquel local junto a su marido y llamarle “Bar La Amistad”. Poco a poco se convierte en un punto de referencia gastronómico de la zona y en 1989 sus hijos pasan a encargarse de la gerencia. Nace así el Restaurante Hermanos Navarro García.

Dolores fue, y sigue siendo a sus 83 años, la maestra paellera. Pero ha sabido transmitir su buen hacer y su pasión por el arroz a leña como una insuperable maestra. Ana y María José, las actuales responsables del servicio de paellas, comienzan sobre las 11 de la mañana a preparar la leña, el fuego y los “arreglos” de cada paella. Según nos comentan, cada una se prepara de principio a fin como si fuera la única Paella que se cocinara ese día. Surge la anécdota y nos cuentan que Dolores no ha cocinado nunca una paella a gas, de hecho, allá por el 2005, el mismo día que inauguraban la nueva cocina y comedor, tuvieron una avería de gas, y para poder ofrecer servicio usaron las planchas encima de las brasas.

Aunque pasó el testigo hace años, a Dolores le gusta supervisar y dar su toque, a cada una de la paellas que allí se sirven

Aunque pasó el testigo hace años, a Dolores le gusta supervisar y dar su toque a cada una de la paellas.

Cada seis semanas aproximadamente, 3.500 kg. de leña de naranjo de la zona perfectamente cortada y curada para la ocasión, se descargan en su almacén. Lo que aproximadamente da una cifra aproximada de unas 30 toneladas al año. Pero esta no es la única madera que destaca en este restaurante familiar . Sólo durante 2014, se usaron más de 7.000 cucharas de madera para degustar sus Paellas, muchas de ellas souvenir que guarda el comensal para recordar la magnífica experiencia vivida.

Las Paellas de Hermanos Navarro son como las que hacía Dolores en casa. Llevan la verdura de una Paella Valenciana, pero sólo carne de conejo y caracoles. “Los clientes que acuden desde Valencia suelen pedir pollo y los que bajan de Castellón, costilla”, nos cuenta Salvador. Y muchos aprovechan el “lunes de Malaena”, festivo en Castellón, para visitarles y comer una Paella, ya que como buen bar de polígono, sólo sirven comidas de lunes a viernes. Por lo que la exclusividad está más que servida.

A la pregunta de si se han planteado abrir los fines de semana, Juan Carlos asegura que en su momento decidieron que el descanso del servicio fuese en fin de semana “para beneficiar al cliente habitual, el de todos los días, y no al cliente esporádico del fin de semana”.

El conejo junto a la leña le da un color, sabor y olor a la paella  difícil de igualar

El conejo junto a la leña le da un color, sabor y olor a la paella difícil de igualar.

Wikipaella la hacemos entre todos, ¿ya subiste tu receta? Date de alta como usuario de la plataforma aquí, además de participar en la herramienta colectiva de conocimiento y reconocimiento de las Auténticas Paellas, estarás al día de la información más paellera con nuestra Newsletter.

Equipo @wikipaella


So, what do you think ?